casulla verde

Retomando el tiempo ordinario presentamos algunas sugerencias para mejorar la celebración, en los domingos que el color liturgico es el Verde.

LOS DOMINGOS DE VERDE



A partir del domingo 10 de junio, retomamos   al Tiempo ordinario. Será el domingo X


Es cierto que desde que finalizó la cincuentena, ya estamos viviendo el tiempo ordinario, pero con la celebración de las Solemnidades de la Trinidad y Corpus, no se ha notado todavía en la misa  dominical.


Será bueno que se note.


En orden a la preparación del "lugar de la celebración", volveremos a los manteles más sencillos, a colocar los candeleros ordinarios (quiero decir los que no son para fiesta, si es que hemos hecho la distinción). El ambón puede cubrirse con un paño verde. Los arreglos florales pueden ser menos. Los cantos, adaptados al tiempo y a la celebración. El prefacio dominical IX (porque es el que hace memoria de la celebración del domingo "hasta que llegue el Domingo sin ocaso....").


Antes de las lecturas habrá que volver a presentar a Marcos  al que seguiremos leyendo en forma semicontinua hasta Cristo Rey  (ya nadie se acuerda en donde dejamos allá por febrero, además salteamos los textos de los domingos VII al IX). Tendremos que tener en cuenta que en este año B, hay cinco domingos en los que se lee el capítulo 6 de Juan; (29 de julio al 26 de septiembre). También se va a interrumpir la secuencia dominical el día del Nacimiento de san Juan Bautista (24 de junio)


En la segunda lectura continuaremos leyendo a san Pablo, en su 2 carta a los Corintios, luego a los Efesios, domingo  XV; al apóstol Santiago del domingo  XXI al XXV; y finalizaremos el año con la carta a los Hebreros.


De la primera lectura podemos decir que desde ahora y como funciona en este tiempo ordinario, son elegidas en cuanto que preparan el Nuevo Testamento, son las que se iluminan a la luz del mensaje de Cristo, o desde el Evangelio se completan y perfeccionan.


Para el salmo me parece mejor tomar la antífona que no está musicalizada, ya que ella nos hace cantar lo que nos dice el Señor, ej. En el domingo X: "En el Señor se encuentra la misericordia" tomada del último versículo del salmo 129, en lugar de la musicalizada en dónde el autor nos propone dar una respuesta "el Señor es bondadoso y compasivo" texto que no figura en el salmo.


En orden a los cantos, se puede cambiar el aleluya, santo, cordero por otras formas musicales -sin variar el texto- de las que veníamos cantando en tiempos especiales.


Es muy conveniente que se tome un canto para entrada en el cual se haga referencia a esto que venimos a hacer cada domingo (que aparentemente no son ninguna fiesta): Celebrar la Presencia del Señor Resucitado en medio de nosotros, apuntalar la conciencia de ser el Pueblo de Dios, convocado por Jesús, que nos alimenta con su Palabra y su Eucaristía mientras peregrinamos a la Casa del Padre.

 

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios